Posts Tagged “software libre”

La semana que viene, el martes 23, miércoles 24 y jueves 25 tendrán lugar de 11:30/12:00 a 14:00 las jornadas “Software libre en la Gestión de negocios” en la Escuela Universitaria de Estudios empresariales de Elkano (Bilbao).

Los contenidos están orientados al alumnado del centro (primer y tercer día), pero también a las PYMEs (segundo día), y serán impartidas por distintas personas de itsas, ESLE y Saregune.

Estas jornadas han sido posibles gracias, en primer lugar, a la buena disposición de Lanber Benito, -persona con una gran sensibilidad hacia el Software libre que fue anteriormente director de la Escuela-, la coorganización desde SALE y la financiación de distintas entidades de la UPV/EHU. Y tenemos la intención de que esta actividad no se quede en algo de este año, de modo que en los sucesivos podamos hacer más y mejor.

Si sois de la UPV/EHU es posible que en estos días os encontréis con un cartel como éste, diseñado por las artistas Sareguneras, con software 100% libre (Inkscape y Gimp):

A pesar de que quizás el horario no es demasiado accesible, espero que nos encontremos bastante gente conocida.

Vamos despacio, pero vamos. Datorren aste arte.

P.D. Al hilo de la cartelería que me encuentro en estos días por la universidad, el modelo que el cartel anterior pretende vender contrasta bastante con este otro que ayer vi en un pasillo (¿que “cambies el mundo” y encima gratis, pero luego se acumulan más de 50.000 millones gracias al conocimiento cerrado? Ez, eskerrik asko. Esa zanahoria para otros burros.

  • Print
  • Digg
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Twitter
  • Google Bookmarks
  • Add to favorites
  • BarraPunto
  • email
  • Google Buzz
  • Identi.ca
  • LinkedIn
  • Meneame
  • PDF
  • RSS
  • Slashdot

Comments 2 Comentarios »

Revisando la última lista de las 400 personas más ricas de EEUU que la revista Forbes publica anualmente en otoño, a la cabeza (y en segunda posición de la lista mundial) está William Gates con 54.000 millones de dólares -de un año aquí ha sumado 4.000 millones-, y en tercera posición se encuentra Larry Ellison fundador y CEO de Oracle, con 27.000 millones. La lista de los 400 ofrece filtros por sectores industriales, y aplicando el tecnológico (Hardware, Software, Telecomunicaciones) aparecen 39 hombres y una mujer. En esta sublista de 40, se aprecia que 14 las 20 primeras posiciones corresponden a negocios provenientes del software, concretamente de Sistemas operativos (Microsoft, Apple), del mundo de la red (Google, Amazon, Facebook, eBay), o de soluciones de ámbito empresarial (Oracle, SAS). Cada uno de esos catorce -nunca mejor dicho- afortunados cuenta con más de 2.200 millones, y entre todos ellos suman unos 185.000 millones de dólares.

Por cuantificar esa cifra en base a sumas de PIBs de países, tomando como fuente los datos de 2008 del Banco Mundial, habría que agregar 63 países. Una cuestión ética a considerar sería la conveniencia de regular los máximos de enriquecimiento personal, o llevado al terreno salarial, la existencia de un salario máximo al igual que hay un mínimo; si alguien puede vivir con ‘uno’, ¿es ético que otro pueda recibir más de ‘cien’? En cualquier caso, y a pesar de que esta receta sea del desagrado de una parte de la población tanto minoritaria como poderosa, sí podríamos consensuar la bondad de una distribución de la riqueza más horizontal que garantice un mínimo a cualquier persona del planeta, aunque sea desde un prisma práctico de la estabilidad social (exclusión social, flujos migratorios, conflictos socioeconómicos a veces armados,…).

Volviendo a los 14 famosos, ¿qué tienen en común además de los “programas de ordenador”? Que todos ellos se han enriquecido hasta la saciedad gracias al negocio del llamado software privativo o no libre, esto es, que no permite el acceso a su código fuente, la modificación del mismo, así como la copia del programa. Estando de acuerdo con que la suya es una actividad completamente lícita, el “otro” modelo económico, el del software libre, favorece no sólo la expansión del conocimiento tecnológico abierto -una gran semilla para la innovación- de forma universal, sino que además genera un modelo de distribución de la riqueza mucho más horizontal.

Esto es así porque al no permanecer el know-how en manos del fabricante, que en muchos de los 14 casos ha acabado convirtiéndose en un monopolio de facto, es viable que en cada región geográfica surjan empresas de base tecnológica a las que acuden los clientes (usuarios domésticos, administraciones públicas, otras empresas) del mercado local, y además esas empresas se fortalecen en su capacitación Como añadido, se produce un fenómeno de lógicas de colaboración, en lugar de las mayoritarias dinámicas competitivas en el sentido de enfrentamiento y “sálvese quien pueda”.

Yendo a aspectos del día a día, nadie negará el buen funcionamiento de un iPad o la difundida práctica de los Windows de turno; tampoco negará nadie que si hace unos años compraste en bolsa 1000 € de manzanas Apple ahora tienes 3000. Pero desde una óptica más global y con perspectiva en el tiempo, quizás haya que plantear que estos productos son a largo plazo menos convenientes que una inversión en opciones no privativas. Podría parecer “guay” que cada habitante del planeta o de un país tuviera un BMW, pero el problema es que no llega para todos, por no hablar de los efectos de la contaminación que supondría tanto coche.

Por todo lo indicado, resulta más que conveniente que desde las Administraciones públicas se haga un esfuerzo por difundir el sentido ético-político del software libre y ampliar su uso. La apuesta consiste, por tanto, en comprender en qué consiste y sus ventajas, pero también en establecer políticas y planes estratégicos dotados de recursos públicos con el seguimiento correspondiente, a fin de apuntar a programas de alta calidad e impacto en la población, las empresas y la propia Administración.

Hemen ere argitaratua: BerriaGara, Rebelión, Omal

  • Print
  • Digg
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Twitter
  • Google Bookmarks
  • Add to favorites
  • BarraPunto
  • email
  • Google Buzz
  • Identi.ca
  • LinkedIn
  • Meneame
  • PDF
  • RSS
  • Slashdot

Comments 4 Comentarios »

Hace un par de semanas colaboré con el e-ghost en los cursillos de verano de este año. Ya sabéis: esas cosas que haces de forma gratuita y voluntaria, y que difícilmente aparecerán en el listado estándar de méritos reconocidos en los lances oficiales, pero que las seguimos haciendo porque la lógica es otra.

La charla se titulaba Introducción a los sistemas operativos móviles, y el “pero…” del título es porque está enfocada desde una perspectiva de las tecnologías libres.

Las fuentes usadas en la presentación son Linux Libertine y Linux Biolinum. No me enrollo más y aquí va, descargable, copiable, modificable y distribuible como las demás:



  • Print
  • Digg
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Twitter
  • Google Bookmarks
  • Add to favorites
  • BarraPunto
  • email
  • Google Buzz
  • Identi.ca
  • LinkedIn
  • Meneame
  • PDF
  • RSS
  • Slashdot

Comments No Hay Comentarios »

Durante la primera semana de agosto está teniendo lugar en Nueva York el undécimo encuentro anual de la comunidad de Debian, una de las principales versiones del sistema operativo libre GNU/Linux, y la madre de otra versión más conocida, “Ubuntu”. Cientos de personas defensoras del software libre venidas de todas las partes del mundo nos damos cita en la Universidad de Columbia, donde tenemos la oportunidad de conocer e intercambiar conocimientos y tendencias sobre este interesante sistema operativo que en sus 17 años de vida cuenta con más de 25.000 programas paquetizados, todos ellos a disposición de cualquier persona y de una forma gratuita.

El perfil de los asistentes es variopinto: tecnólogos, abogados, editores, artistas,… ¿qué es lo que hace confluir a un voluntario del OLPC, un trabajador de Google, un antropólogo y una directora de cine? El software, el conocimiento y la cultura libres. Porque por debajo de la capa puramente tecnológica, se encuentra la firme voluntad de colaborar en un camino común, que no es otro que el de la democratización de la tecnología y la cultura para los pueblos y personas de todo el planeta. Esta democratización no se va a conseguir mediante opciones privativas, esto es, que niegan a los usuarios la posibilidad de conocerla, de copiarla y sobre todo de adaptarla y mejorarla. Es el software libre el que ofrece un mayor potencial de mejora, porque gracias a la disposición del código fuente de los programas y a la libertad para alterarlos, hace que cualquier persona o empresa con los conocimientos y tiempo suficientes tenga en su mano la posibilidad de mejorarlo, ej. añadiéndoles funcionalidades o traduciéndolos a una lengua local, todo ello sin la dependencia a que nos tienen acostumbrados los fabricantes tradicionales que a veces se convierten en férreos monopolios de los que es muy difícil salir (ejemplo claro es Microsoft). Como derivada, existe una oportunidad de negocio para las empresas locales, de modo que el flujo de capitales salga menos de cada país.

Pero también resultan importantes el control y la transparencia de la tecnología. Hace unas semanas Apple ha informado al Congreso de EEUU de que sus dispositivos envían a sus oficinas información local, de forma encriptada y sin avisar de ello al usuario. Y no es el único caso de dispositivo y sistema operativo que pone fuera del control de quien lo pagó ciertas operaciones que podrían no ser de su agrado, ¿Y qué pensaríamos de un sistema de votación electrónica cuyo código fuente sólo esté disponible para el fabricante?

Estas cuestiones cobran especial relevancia cuando se habla de la esfera de lo público. Si cada entidad de la Administración invierte en colaborar con otras Administraciones en materia de software libre, el gasto conjunto será mucho menor, y se estarán promoviendo condiciones adecuadas para llegar a productos de más calidad que actuando cada cual por su cuenta, todo ello traccionando el tejido local de la economía del software. Para caminar hacia esta cultura, un espacio público de importancia es la educación: se ha de que acabar el tiempo en que en las escuelas enseñan que no hay vida más allá del Windows de turno, se debe educar en la colaboración y las tecnologías libres.

En Euskadi existen distintas iniciativas en torno al software libre: cronológicamente en primer lugar, surgió la comunidad hoy formada por grupos diversos, bien procedentes de la universidad o movimientos sociales. En segundo lugar está ESLE, federación de las empresas de TICs que basan su negocio en el software y las tecnologías libres. Y en tercero, de reciente creación, la Oficina de Software libre del Gobierno Vasco. Ésta última, que tiene como misión impulsar y apoyar el software libre en el gobierno local, no ha de convertirse en arma partidista ni de unos ni de otros, pues quienes creemos en el software y el conocimiento libres no deseamos supeditar estos activos sociales a la bandera de turno o de oposición. Ello sería como monopolizar hitos en la cooperación al desarrollo o la inmigración, cuestiones que son patrimonio de la humanidad, alcanzadas con el concurso de esfuerzos de todos los agentes.
  • Print
  • Digg
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Twitter
  • Google Bookmarks
  • Add to favorites
  • BarraPunto
  • email
  • Google Buzz
  • Identi.ca
  • LinkedIn
  • Meneame
  • PDF
  • RSS
  • Slashdot

Comments 1 Comentario »

Hace una semana se adjudicó definitivamente la concesión de la Oficina Técnica de Software Libre, impulsada desde el Departamento de Justicia y Administración del Gobierno Vasco, con lo que las entradas mayoritariamente futuribles del tipo “se creará” que en este momento veo en google se hacen presente, desde ahora y hasta fin de año.

Aunque algunas personas ya lo sabían, he querido esperar al día de la reunión de lanzamiento (esta mañana) para comunicar a la mini-comunidad de este blog que formo parte del equipo, concretamente con la función de responsable de proyectos.

Por empezar ejerciendo de abogado del diablo, comparto una reflexión al hilo de una pregunta que me hacían esta tarde en el poteo posterior a la tercera sesión de la jornada de Azkue Fundazioa (jakintza libreari buruz):  ¿será esto una maniobra de imagen de la Administración? Es cierto que con los tiempos de crisis que corren no disponemos de unos presupuestos como en otras coyunturas para hacer despliegues faraónicos (¿y si fuera cierto lo que dice Ibarra?). Es cierto que ni éste ni la mayoría de los gobiernos no hacen una apuesta ética a la grande por el software libre como puede ocurrir en Cuba o Brasil. Es cierto que aquí, por ahora, no ha habido dinámicas de la potencia de Extremadura o Andalucía (claro que por algo hay que empezar).

A pesar de los pesares, y aunque peque de ingenuo, prefiero pensar que no es una de maquillaje. Posiblemente se va a caminar de forma modesta, con la eterna tensión entre lo que algunos queremos lograr y lo que se puede o nos dejan hacer; es la radicalidad (de raíz, que no extremismo) versus posibilismo, película que ya he visto en unas cuantas ocasiones. En cualquier caso, esto es un camino largo y las cosas no se cambian de la noche a la mañana. Lo importante es no perder las ganas en el día a día, y tener claro el horizonte al que tenemos que llegar, dando pasos lentos pero firmes que susciten credibilidad y viabilidad.

Como dice Galeano, “la utopía está en el horizonte. Me acerco dos pasos, ella se aleja dos pasos. Camino diez pasos y el horizonte se desplaza diez pasos más allá. Por mucho que camine, nunca la alcanzaré. Entonces, ¿para qué sirve la utopía? Para eso: sirve para caminar”.

Por tanto, será clave el alcanzar unos indicadores realistas para este tiempo de siete meses, y ojalá que se concreten proyectos que se usen, que sean vistos por sus usuarios no como “otra imposición más de los informáticos”, que demuestren en su medida la viabilidad económica, que sean unas buenas soluciones tecnológicas, y que tengan impacto social de modo que más personas entiendan las ventajas del software libre y los estándares abiertos.

Y para acabar con este sermón, como he conocido a gente que tras entrar en estas dinámicas se va distanciando de los principios o es cooptada por cantos de sirena, confío en que haya personas -tú por ejemplo- con las que de cuando en cuando quede para compartir impresiones, interpelarnos y hacer un contraste desde otros puntos de vista, recordándome la importancia libertaria que nos une. Te agradeceré ese tiempo que espero que me regales.

  • Print
  • Digg
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Twitter
  • Google Bookmarks
  • Add to favorites
  • BarraPunto
  • email
  • Google Buzz
  • Identi.ca
  • LinkedIn
  • Meneame
  • PDF
  • RSS
  • Slashdot

Comments 8 Comentarios »

Zer: irakurri hemen

Zenbat: dohaina, baina izena eman behar da aurretik (info@azkuefundazioa.org edo 94 402 80 81)

Nor: Azkue Fundazioa

Non: Bizkaiko Foru Aldundiaren Liburutegian (Diputazio kalea, 7)

  • Print
  • Digg
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Twitter
  • Google Bookmarks
  • Add to favorites
  • BarraPunto
  • email
  • Google Buzz
  • Identi.ca
  • LinkedIn
  • Meneame
  • PDF
  • RSS
  • Slashdot

Comments No Hay Comentarios »

Dejo aquí el artículo “Los valores éticos del software libre“, que escribí el mes pasado para la revista Hika.

  • Print
  • Digg
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Twitter
  • Google Bookmarks
  • Add to favorites
  • BarraPunto
  • email
  • Google Buzz
  • Identi.ca
  • LinkedIn
  • Meneame
  • PDF
  • RSS
  • Slashdot

Comments 1 Comentario »

Según leo en google, ayer y hoy está teniendo lugar en la Escuela Universitaria de Estudios Empresariales de Bilbao (aka Elcano) el encuentro sectorial TICs de la Conferencia de Rectores de las Universidades Españolas (CRUE).

Bastantes noticias del buscador llevan por titular algo semejante a “La Universidad española apuesta por impulsar el software libre”.

Prefiero prescindir del único patrocinador que aparece en la portada del evento, empresa de software tan universalizado como privativo (Flash, Photoshop, Reader), y me quedo escudriñando el programa (provisional) que aparece en la web de la UPV/EHU, en busca de elementos que me permitan cotejar el citado abundante titular.

¿Será cierto que se está haciendo una apuesta, y que ese tema va a tener un peso específico de verdad?

Como obras son amores y no buenas razones, vaya por delante mi voto de confianza a que de verdad haya una apuesta seria por el software libre en la Universidad. Sí en la “española” y más en la “vasca”, por aquello del “piensa globalmente y actúa localmente”, pues en mi caso es la que me toca como profesor y como miembro de itsas, el grupo de promoción del software libre en la UPV/EHU.

En lo filosófico, estamos más que de acuerdo: siendo las funciones de la universidad la generación y la difusión de conocimiento, es la opción de tecnologías libres la que mejor encaja para tales propósitos.

En cuanto a lo práctico, creo que no hay que ser talibán con las costumbres privativas que a día de hoy son un hecho irrefutablemente mayoritario y pretender cambiarlas de la noche a la mañana. Pero también considero que hay que establecer una dirección clara que se concrete en estrategias, acciones y recursos dedicados a arar el camino hacia el software libre. ¿Y qué cosas se nos ocurren en itsas, que se podrían hacer en el ámbito universitario?

  • Potenciar el uso de estándares y formatos abiertos, ej. códecs de de audio y video, y muy especialmente el Open Document.
  • Dar al menos las mismas oportunidades a las aplicaciones libres que a las privativas, especialmente en lo referente a programas de uso universal como son la navegación, el correo electrónico, la ofimática y el sistema operativo.
  • Explicar mediante campañas específicas el significado y el por qué del software libre en la universidad, atendiendo al impacto en los distintos campos del saber: economía, magisterio, arte, periodismo, ciencia… y TICs.
  • Formar a las personas usuarias, rompiendo así creencias del tipo “no hay vida tecnológica más allá de Microsoft”.
  • Establecer la condición de liberar el código como criterio importante en las licitaciones.
  • Homologar el hardware para que sea compatible con sistemas operativos libres.
  • Difundir los pasos que se van dando en el avance hacia software libre: qué aplicaciones se van usando, en qué grupos o para qué fines, qué acuerdos se establecen con quién, etc.
  • Promover iniciativas de difusión abierta del conocimiento, como OCW.
  • Pasar del gasto de licencias (a menudo para grandes multinacionales) hacia la inversión en servicios locales, creándose además así una riqueza más horizontal.
  • Apoyar y dinamizar eventos y jornadas locales relacionados con el software libre.
  • Crear un equipo humano que consolide oficialmente todo lo anterior.

Y todo ello sin pretender capitalizar réditos políticos, sino más bien con deseos de construir con sencillez e ilusión (que no ingenuidad), juntas y juntos, otra tecnología posible.

Al menos en nuestra universidad ya se están dando pasos: Moodle sigue consolidándose, Liferay avanza, vamos haciendo cursos para el profesorado y seguro que tenemos un montón más de aplicaciones y sistemas libres de los que se va a poder hablar.

Software librea unibertsitatean? Eman ta zabal zazu !


  • Print
  • Digg
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Twitter
  • Google Bookmarks
  • Add to favorites
  • BarraPunto
  • email
  • Google Buzz
  • Identi.ca
  • LinkedIn
  • Meneame
  • PDF
  • RSS
  • Slashdot

Comments 2 Comentarios »

Tras la interesante y densa sesión de Colabora en red, agradecer a la organizadora Idoia Llano y demás la oportunidad para explicar el sentido de optar por el software libre dentro de un proyecto que una TICs y Participación ciudadana.

Ojalá las palabras de las concejalas de buena disposición a favor del software libre se materialicen en un plazo próximo.

Dejo la presentación y -cómo no- los 500 € prometidos.

Eskerrik asko eta hurrengorarte.



  • Print
  • Digg
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Twitter
  • Google Bookmarks
  • Add to favorites
  • BarraPunto
  • email
  • Google Buzz
  • Identi.ca
  • LinkedIn
  • Meneame
  • PDF
  • RSS
  • Slashdot

Comments 2 Comentarios »