Posts Tagged “debian”

En este tiempo de exámenes y trabajos finales universitarios, quiero compartir algunos de los resultados alcanzados por alumnas y alumnos en relación al software libre. Pequeñas contribuciones que, junto con otras muchas otras pequeñas contribuciones de otra mucha gente en otros países, van sumando al proyecto global.

Para empezar esta serie, saco al encerado de mi blog a Olaia Aramendia y Nerea Collado. Ellas han sido las autoras de una página de wikipedia que pretende recoger un listado de software libre para servicios web 2.0.

La base de la que se ha partido es un listado elaborado desde el proyecto FreedomBox de Debian, y otro listado de autonomo.us (relacionado con la FSF).

Agrupando de alguna manera las familias de servicios [web] 2.0, en cada uno de ellos se presenta un ejemplo de software privativo junto con las distintas alternativas libres, y para cada una de éstas se indican:

  • La última versión, a fin de ver cuánto de activo sigue el proyecto.
  • La licencia.
  • Proveedores de albergue (veo que en esta columna no han rellenado nada).
  • Otras notas.

Ahí está el listado con las decenas de programas libres y, aunque es una página bastante mejorable en cuanto a rellenar casillas vacías, puede ser una guía interesante.

  • Print
  • Digg
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Twitter
  • Google Bookmarks
  • Add to favorites
  • BarraPunto
  • email
  • Google Buzz
  • Identi.ca
  • LinkedIn
  • Meneame
  • PDF
  • RSS
  • Slashdot

Comments No Hay Comentarios »

Siguiendo con la entrada anterior, de los seis desarrolladores de Ubuntu que indicaban Europe/Madrid, sólo uno de ellos es de Euskadi, concretamente de entre Laudio y Arrankudiaga. Se trata de Angel Abad, quien además es Maintainer (y esperamos, en breve, Developer) de Debian.

¿Puedes contar brevemente tu trayectoria en el mundo del software libre?

Hace un montón de años (no recuerdo cuantos) cayó en mis manos una de las primeras versiones de Slackware, sin saber muy bien que era me puse a probarla. Conocí la consola y me tiré un montón de tiempo intentando configurar el entorno gráfico, el maldito XFree86… Después descubrí que tenía todo el código fuente a mi disposición y pensé “esto lo han programado para mí, para que lo vea y aprenda”. Y desde ese día me enganché al software libre. Después conocí Debian y su filosofía y comencé a utilizarla, tanto en casa como en mi trabajo, y hasta hoy. Como evolución lógica, después de tiempo usando un proyecto en el que la gente colabora desinteresadamente, acabas por colaborar también…

¿Cuáles son las áreas de conocimiento que consideras que dominas más?

Soy administrador de sistemas, así que lo mío son los servidores y las redes, también me gusta el scripting y sobre todo Perl. También hago mis pinitos con lenguajes como C pero no son mi fuerte.

Desde el día 4 de enero de 2011 eres miembro nada menos que del grupo MOTU en Ubuntu. ¿Qué significa esto?

MOTU (Masters Of The Universe) es el grupo encargado de los repositorios Universe y Multiverse de Ubuntu. Nuesrtas tareas son subir paquetes, sincronizar y fusionar con Debian, también aplicar parches, ftbfs, revisar los bugs, etc… Es decir todo lo relacionado con los paquetes de universe (miles) y multiverse (cientos).

¿Participas en más equipos en Ubuntu y también en Debian?

Además de MOTU también soy Ubuntu Sponsor y en Debian, aparte de mantener mis paquetes, también pertenezco al Perl Group con el que intento colaborar en todo lo posible, sobre todo actualizando paquetes. Además estoy en la última fase para convertirme en Debian Developer.

Ojalá que con este post más gente de Euskadi se anime a formar parte de proyectos de tanto interés e impacto para el software libre como son Ubuntu y Debian. ¿Qué les dirías a todas las personas que se pueden sentir atraídas por un tema así?

Pues simplemente que se animen. Al principio puede abrumar un poco porque son proyectos muy grandes, pero se puede empezar haciendo pequeñas cosas, que es como se aprende, y después ir colaborando cada vez más en las partes que más te gusten. Cualquiera que esté interesad@ puede contactar conmigo e intentaré ayudarle en todo lo que pueda.

 

Pues muchas gracias por tu colaboración, y desde este blog todo el reconocimiento por tu gran y desinteresada contribución a una tecnología más libre y accesible para todas las personas, con un alcance internacional. Y para quien quiera conocer más del trabajo de Angel, aquí su referencia de Ubuntu (ojo al karma, hoy el 29 de 170), y aquí la de Debian.

  • Print
  • Digg
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Twitter
  • Google Bookmarks
  • Add to favorites
  • BarraPunto
  • email
  • Google Buzz
  • Identi.ca
  • LinkedIn
  • Meneame
  • PDF
  • RSS
  • Slashdot

Comments 7 Comentarios »

Durante la primera semana de agosto está teniendo lugar en Nueva York el undécimo encuentro anual de la comunidad de Debian, una de las principales versiones del sistema operativo libre GNU/Linux, y la madre de otra versión más conocida, “Ubuntu”. Cientos de personas defensoras del software libre venidas de todas las partes del mundo nos damos cita en la Universidad de Columbia, donde tenemos la oportunidad de conocer e intercambiar conocimientos y tendencias sobre este interesante sistema operativo que en sus 17 años de vida cuenta con más de 25.000 programas paquetizados, todos ellos a disposición de cualquier persona y de una forma gratuita.

El perfil de los asistentes es variopinto: tecnólogos, abogados, editores, artistas,… ¿qué es lo que hace confluir a un voluntario del OLPC, un trabajador de Google, un antropólogo y una directora de cine? El software, el conocimiento y la cultura libres. Porque por debajo de la capa puramente tecnológica, se encuentra la firme voluntad de colaborar en un camino común, que no es otro que el de la democratización de la tecnología y la cultura para los pueblos y personas de todo el planeta. Esta democratización no se va a conseguir mediante opciones privativas, esto es, que niegan a los usuarios la posibilidad de conocerla, de copiarla y sobre todo de adaptarla y mejorarla. Es el software libre el que ofrece un mayor potencial de mejora, porque gracias a la disposición del código fuente de los programas y a la libertad para alterarlos, hace que cualquier persona o empresa con los conocimientos y tiempo suficientes tenga en su mano la posibilidad de mejorarlo, ej. añadiéndoles funcionalidades o traduciéndolos a una lengua local, todo ello sin la dependencia a que nos tienen acostumbrados los fabricantes tradicionales que a veces se convierten en férreos monopolios de los que es muy difícil salir (ejemplo claro es Microsoft). Como derivada, existe una oportunidad de negocio para las empresas locales, de modo que el flujo de capitales salga menos de cada país.

Pero también resultan importantes el control y la transparencia de la tecnología. Hace unas semanas Apple ha informado al Congreso de EEUU de que sus dispositivos envían a sus oficinas información local, de forma encriptada y sin avisar de ello al usuario. Y no es el único caso de dispositivo y sistema operativo que pone fuera del control de quien lo pagó ciertas operaciones que podrían no ser de su agrado, ¿Y qué pensaríamos de un sistema de votación electrónica cuyo código fuente sólo esté disponible para el fabricante?

Estas cuestiones cobran especial relevancia cuando se habla de la esfera de lo público. Si cada entidad de la Administración invierte en colaborar con otras Administraciones en materia de software libre, el gasto conjunto será mucho menor, y se estarán promoviendo condiciones adecuadas para llegar a productos de más calidad que actuando cada cual por su cuenta, todo ello traccionando el tejido local de la economía del software. Para caminar hacia esta cultura, un espacio público de importancia es la educación: se ha de que acabar el tiempo en que en las escuelas enseñan que no hay vida más allá del Windows de turno, se debe educar en la colaboración y las tecnologías libres.

En Euskadi existen distintas iniciativas en torno al software libre: cronológicamente en primer lugar, surgió la comunidad hoy formada por grupos diversos, bien procedentes de la universidad o movimientos sociales. En segundo lugar está ESLE, federación de las empresas de TICs que basan su negocio en el software y las tecnologías libres. Y en tercero, de reciente creación, la Oficina de Software libre del Gobierno Vasco. Ésta última, que tiene como misión impulsar y apoyar el software libre en el gobierno local, no ha de convertirse en arma partidista ni de unos ni de otros, pues quienes creemos en el software y el conocimiento libres no deseamos supeditar estos activos sociales a la bandera de turno o de oposición. Ello sería como monopolizar hitos en la cooperación al desarrollo o la inmigración, cuestiones que son patrimonio de la humanidad, alcanzadas con el concurso de esfuerzos de todos los agentes.
  • Print
  • Digg
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Twitter
  • Google Bookmarks
  • Add to favorites
  • BarraPunto
  • email
  • Google Buzz
  • Identi.ca
  • LinkedIn
  • Meneame
  • PDF
  • RSS
  • Slashdot

Comments 1 Comentario »

Desde el viernes estoy en NYC, y concretamente en la universidad Columbia donde se está celebrando durante toda la semana la debconf10, encuentro anual de la comunidad Debian a nivel planetario ¡toma ya!

Debian es una distribución de GNU/Linux (y también de GNU/Hurd y GNU/kFreeBSD), madre de múltiples distros, incluidas *Ubuntu y Knoppix, que soporta el mayor número de arquitecturas, y cuyos más de 25.000 paquetes son responsabilidad de una comunidad, a diferencia de otras como Ubuntu o SUSE o Red Hat que tienen a una empresa detrás. IMHO, esto último da un tremendo halo de respeto y autoridad moral a las decenas de desarrolladores y mantenedores que en estos días se dan cita aquí o que no han podido acudir, y que colaboran mayormente de una forma militante en torno a los términos del contrato social de Debian.

En las salas de conferencias se pueden ver a distintas personalidades relevantes del mundo del software libre, como son:

Y otros muchos igualmente importantes y necesarios: expertos en derecho del software, hackers de emDebianalgún editor de O’Reilly, estudiantes que participan en el GSoC, sysadmins de Google, y un largo e interesante etc.

Además de asistir a unas cuantas charlas sobre cuestiones tecnológicas, políticas o jurídicas donde disfruto conociendo y aprendiendo, he podido saber de un importante invento de reciente creación; se trata un curioso artefacto que proporciona servicios de alto valor como son la búsqueda rápida sobre textos en papel, o las estrategias de copia de seguridad de los mismos, y ha venido a denominarse Book Liberator.

Esta noche hemos estado viendo la película “Sita sings the Blues” (licenciada como CC-BY-SA), contando con la presencia de su creadora Nina Paley, de la cual os dejo otra obra que cuestiona el derecho clásico del copyright de una forma muy visual y elocuente:

@ViajerosHaciaNY: tras un periplo rápido por la ciudad con una guía turística en la mano, doy fe de la “buena documentación” de loretahur (como no podía ser de otra forma), al igual que me pasó hace unos meses en Munich.

  • Print
  • Digg
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Twitter
  • Google Bookmarks
  • Add to favorites
  • BarraPunto
  • email
  • Google Buzz
  • Identi.ca
  • LinkedIn
  • Meneame
  • PDF
  • RSS
  • Slashdot

Comments 2 Comentarios »